Hay libros como los perfumes que siempre te recordarán  un lugar,  una persona, un sentimiento...

Como ya sabeis, estudié en Lyon .Cuando cursaba  BUP , me tocó leer y analizar esta novela de Miguel Delibes, autor que desconocía...El camino...enseguida me gustó...Me recordaba mis vacaciones tarifeñas en el campo de mi tia Matilde...Todo era una aventura para mi, niña de ciudad...

Il y a des livres comme les parfums, qui nous rappellent un lieu, une personne, un sentiment...Comme vous le savez déjà , j´ai étudié à Lyon, et je suivais également une scolarité espagnole.J´ai au à lire et à analiser un auteur que ne je connaissais pas,Miguel Delibes et son oeuvre El camino(le chemin)... Ce livre me rappellait mes vacances à la campagne, chez ma tante Matilde...pour moi , petite citadine,tout était synonime d´aventure...

 

 

 

Os podeis imaginar, en plena dehesa de las Caheruelas, vive mi mi tia Matilde, en aquella época, no muy lejana, no había sumininstro eléctrico ( llegó sobre el 2000), el agua era de una fuente, ella lavaba a puños la colada de su numerosa prole...nada más y nada menos que 11 hijos...sin vecinos cercanos, sin carretera, en medio de la sierra...cuidando , por si fuera poco, de cabras, vacas, gallinas, cerdos, ovejas, yeguas..

Ma tante à l´époque de mes vacances , n´avait pas d´électricité, l´eau provenait d´une source, elle lavait le linge à coup de poings le linge de sa nombreuse progéniture : 11 enfants !!...sans voisins à proximité, sans route, en plein milieu de la campagne...elle prenait également soin de ses chêvres, vaches, poules, porcs, moutons, chevaux...

Hacía su pan 2 veces en semana , unas cuantas teleras de unos 2 kilillos de pan macho, de miga oscura y densa. Recuerdo que para mis hermanos y para  mí no había mejor merienda que una rebanada de ese pan consistente con una fina capa de manteca de cerdo elborada como no por ella...no nos importaba que no nos tocara un chicharrón de carne, esa manteca era un verdadero placer para nuestros paladares... 

Elle faisait son pain régulièrement, plusieurs miches de 2 kilos, un pain à la mie foncée et dense.Je me souviens que pour mes frères et moi même , il n´existait aucun giûter meilleur qu´une bonne tranche de ce pain tartinée de "beurre de porc" de saindoux...

Otro manjar exquisito ers su queso de cabra, como ibamos en verano , el queso estaba curado, seco y hay que reconocerlo duro , y de sabor intenso...

Daniel El Mochuelo me recordaba todo este paraiso rural, vivía con mucha emoción sus aventuras y las de sus amigos...me fascinaba el padre haciendo el queso...me imaginaba la angustia de ese niño por tener que irse a la ciudad a estudiar en un internado, al igual que mis primos y primas .

Al redactar esta entrada, he descubierto gracias a San Google que en 1978 se rodó una serie basada en esa novela...Sin lugar a dudas la voy a mirar pero con mis hijas, ya os contaré su reacción...